La madera, como bien, he llegado a comentar en un post anterior, es un material bastante duro y resistente. Si bien, entre sus principales desventajas podemos mencionar que es propenso a verse afectado por factores del exteriores. Tales factores son agentes degradadores que podemos encontrar en el medio ambiente. Así pues, podemos mencionar la humedad, los cambios climáticos, los insectos, incluso, el sol, además de otros. Estos factores afectan a la madera y a los productos que se fabrican con la misma, reduciendo, de este modo, su durabilidad. Este rasgos es lo que genera que mucha gente dude en comprar un producto de madera, ya que temen que en poco tiempo deberán tirarlo y sustituirlo por otro. Si bien, para evitar estos casos, surgió una grandiosa idea. ¡Someter la madera a un tratamiento!

Tratamiento en autoclave

Por un lado, podemos encontrar madera tratada en autoclave. ¿Qué es? Ahora mismo, lo revelamos. El tratamiento en autoclave consiste, ni más ni menos que en introducir agentes protectores dentro de la madera. Esta actividad, bien se puede realizar mediante autoclave con vacío, o bien, vacío doble. Este tratamiento puede componerse por productos como protectores hidrosolubles, orgánicos naturales, protectores en disolvente orgánico, entre otros.

No obstante, según el tipo de madera y el fin para el que se pretende usar, el tratamiento varía. De este modo, llegamos encontrar hasta 5 clases de uso. Así, pues cuanto mayor sea el afecto que soporte el material, mayor deberá ser la clase de tratamiento al que se somete. Todo dependerá de la exposición que tenga el producto al sol, a la humedad, su localización, además de, a qué distancia se encuentra del suelo. Así pues, si pretendemos instalar una valla de madera que estará en contacto con el suelo constantemente, así como, con aguas dulces, por ejemplo, su tratamiento deberá ser de uso 4.

Madera termotratada

Este tipo de tratamiento, a diferencia del anterior, consiste en modificar las propiedades físicas así como las paredes celulares. Esto se consigue exponiendo a la madera a altas temperaturas, concretamente, 160ºm reduciendo el O2.

Te preguntarás en qué más puede afectar este tratamiento, aparte de aportarle protección. Pues bien, también podemos apreciar cambios estéticos. Al respecto cabe mencionar, que el tratamiento oscurece el color de madera natural, le aporte, asimismo, ligereza y reduce la humedad de la misma. Este tratamiento se recomiendo para un uso de clase 1, 2 o 3, pudiendo ser, tanto en el interior como en zonas al exterior. No obstante, siempre se ha de tener la certeza de que no existan organismos xilófagos de ciclo larvario.

Gracias a nuestros consejos serás todo un experto en la elección de tus productos. Y, sabrás a la perfección qué preguntar para que tu artículo presente las características necesarias. Gracias a ello, garantizarás la durabilidad y la resistencia del mismo. De hecho, ¿has tenido la oportunidad de ver nuestros estupendos bancos de madera tratada? Tenemos una amplia gama de bancos, tanto enteros de madera como son soportes metálicos. ¡Date prisa que tenemos ofertas especiales! Enlace a la tienda online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *