Con todas las cosas que, hoy en día, tenemos que hacer, nunca está de más tomar un descanso y despejar la mente. Pero, ¿qué mejor forma de relajarte que en un bosque con todos sus maravillosos sonidos, de los pájaros, el ruido de las hojas? O, ¿prefieres enfrente de una playa? Tampoco está mal, tan solo imagina estar sentado frente al mar, escuchando el maravilloso sonido de sus olas. ¡Increíble sensación! Pero, falta algo en todas estas historias, ¿no? ¡Exacto! ¡Un banco! No vamos a estar de pie disfrutando de todo eso, ¿verdad?

Y, ¿qué es lo que exactamente sabes de los bancos? Aparte de que son un elemento del mobiliario que sirve para sentarse poco se sabe de ellos. Y no te estamos culpando de nada en absoluto, ¿a quién se le ha pasado por la cabeza, alguna vez, preguntarse sobre la historia de los bancos? Seguro que a nadie, pero queremos sorprenderte. ¿Te interesa? Venga, acompáñanos un poco y descubre algo nuevo.

¿Quién fue el genio del invento?

Lamentablemente, no sabemos quién fue esa persona tan ingeniosa a la que se ocurrió la brillante idea de crear un banco. Lo que sí sabemos es que los primeros yacimientos ya datan desde 1500 a.C. ¿Sabes dónde? Por las tierras de la Antigua Grecia. No nos extraña, de ahí salieron los filósofos, matemáticos más fascinantes. Pues bien, los bancos también tienen sus orígenes en las tierras griegas. En las primeras construcciones se se encontraban bancos de piedra unidos a muros interno de los edificios. Asimismo, surgieron debido a la necesidad de asientos en los teatros y circos.

No obstante, a pesar de estas construcciones los bancos como verdaderos elementos del mobiliarios empezaron a surgir en la Edad Media. Los primeros, como es lógico, tenían formas muy sencillas y básicas. Mas, poco a poco, fueron desarrollándose cada vez más, en la Edad Moderna, entre la nobleza, a los bancos se añadían almohadas y cojines, convirtiéndolos en verdaderos sillones.

El antes y el después

De este modo, conforme pasaba el tiempo, los bancas se iban adaptando a los diferentes entornos. Se comenzaron a usar materiales de lo más diversos, adaptando el mobiliario a los espacios y necesidades.

En la actualidad, podemos decir que podemos encontrar todo de bancos según nuestros deseos. Entre nuestros productos podrás encontrar una gran gama de bancos. Para su elaboración, hacemos uso de madera de pino nórdico tratada, de acero, etc. Dependiendo del material que se use le damos un tratamiento u otro, de esta forma, garantizamos las mejores características a nuestros productos.

¿No las conoces aún? Descubre nuestros productos en nuestra tienda online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *